Blog

Ejercicio de lectura expresiva

Uncategorized

Ejercicio de lectura expresiva

Leer en voz alta ayuda a mejorar la dicción, la articulación, la entonación y la velocidad en el habla.

Vamos a proponerte un ejercicio de lectura expresiva con un fragmento de dos textos diferentes, una descripción y un diálogo.

Descripción

Primero unas y luego las otras más cercanas, todas las puertas que daban paso a su habitación iban sonando por su orden, éstas con un ruido sordo y grave, aquéllas con un lamento largo y crispador. Después silencio, un silencio lleno de rumores extraños, el silencio de la media noche, con un murmullo monótono de agua distante; lejanos ladridos de perros, voces confusas, palabras ininteligibles; ecos de pasos que van y vienen, crujir de ropas que se arrastran, suspiros que se ahogan, respiraciones fatigosas que casi se sienten, estremecimientos involuntarios que anuncian la presencia de algo que no se ve y cuya aproximación se nota no obstante en la oscuridad. (El monte de las ánimas. Gustavo Adolfo Bequer)

Diálogo Antonia – ¡Huy! Encantada, hija.

Antonia del Campo, calle de la Sal, doce, bajo C. Allí tienes tu casa. ¡Ay, Dios mío! Otra infeliz que cayó en el vicio, con la cara de buena que tienes. ¡En fin! (Se arregla la ropa y coge el bolso.) Bueno, me voy a echar un bingo. A ver si cojo hoy un par de líneas por lo menos. A esta hora es cuando está mejor y más decente. Como está enfrente del mercado, sólo señoras, amas de casa y alguna criada.

– Adiós, doña Antonia, que siga usted bien.

Elena– Adiós, y encantada. UGG Maylin Antonia – Y a ver si venís algún sábado a las reuniones, que si cae un rayo allí no os pilla, no. Hala, adiós.

– No se preocupe, que el sábado vamos sin falta los cuatro. Adiós, adiós.

(Sale Doña Antonia.) ¡Puf! Menos mal. Si no es por el bingo hoy no nos la quitamos ya de encima.

(Bajarse al moro José Luis Alonso de Santos)

Lee primero la descripción con distintas emociones: enfadado, tristeza, miedo, risa, pereza Vuelve a leerla, empieza lentamente y vete acelerando el ritmo. Notarás que la lectura lenta transmite la sensación de miedo tristeza o calma.

El ritmo de lectura rápido da la sensación de alegría, de apresuramiento y hasta de susto. Ahora lee el diálogo tratando de darle el dinamismo y la naturalidad de una situación real.

Busca la emoción que transmite el texto y trata de reproducirla, juega con las voces de los personajes.

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0